FINES DE LA ORGANIZACIÓN

1. BLUEGREENTEAM tiene entre sus fines EDUCAR a la población sobre características fundamentales de la NATURALEZA, sus riesgos y posibles soluciones, considerando que al día de hoy la mayoría de la población mundial es URBANITA, es decir que nació, estudia, trabaja y morirá en una gran ciudad.

Este urbanita se relaciona con la naturaleza sólo a través de parques cuyo césped no puede pisar, y por medio de animales cautivos que no pueden expresarse como son por su privación de libertad.

3. BLUEGREENTEAM tiene como objetivo que niñas, niños y jóvenes comprendan el peligro real que significa para su generación y las venideras un calentamiento global y un cambio climático descontrolados y se comprometan en la búsqueda de soluciones concretas a corto y largo plazo.

2. BLUEGREENTEAM quiere unir su iniciativa a la de otras grandes organizaciones precedentes, y plegarse de este modo a ese trabajo previo de educación ambiental por las nuevas generaciones, actividad que debe intensificarse cada día más.

3. BLUEGREENTEAM tiene como objetivo que niñas, niños y jóvenes comprendan el peligro real que significa para su generación y las venideras un calentamiento global y un cambio climático descontrolados y se comprometan en la búsqueda de soluciones concretas a corto y largo plazo.

4. BLUEGREENTEAM quiere ayudar a restaurar el delicado equilibrio en la red de relaciones personales dañadas, heridas o confundidas, esto significa sanar la compleja ecología del pensamiento, sentimiento y acción humanas que influyen sobre la mentalidad y praxis cultural de cualquier tipo de abuso infantil y de cualquier violencia machista contra la mujer, todo esto a través de una nueva educación.

MISIÓN

CONCIENCIAR a los jóvenes sobre el peligro inminente que implica un calentamiento global descontrolado y un cambio climático dramáticamente imprevisible.

SENSIBILIZAR a niñas, niños y adolescentes sobre la contaminación global causada por actividades humanas mega-dimensionadas como la agroindustria masiva, el transporte y los malos hábitos de consumo, sobre todo la alimentación.

INVOLUCRAR a los estudiantes en la búsqueda de soluciones a estos problemas, con las mejores tecnologías disponibles. 
PROTEGER a niñas y niños de cualquier tipo de abuso infantil.

EDUCAR a las nuevas generaciones en un trato respetuoso a la mujer con las mismas condiciones y oportunidades para todas, erradicando cualquier praxis cultural de violencia contra ellas.

VISIÓN

CONTACTAR con niñas, niños y jóvenes del mundo a través de redes sociales a nivel global y eventos presenciales a nivel local, para transmitirles información y experiencias que deben conocer interactuando con otros niños, niñas y jóvenes para generar nuevas actitudes con mayor compromiso ambiental.

INCENTIVAR a los estudiantes con los medios más adecuados para que hagan investigación e innovación en nuevos materiales, nueva construcción urbana, nuevas formas de transporte, nueva formas de producción agrícola y mejores hábitos de nutrición.

CAMBIAR a nuevas formas de organización social y democrática, donde niños, niñas y jóvenes participen con poder de decisión en defensa de sus derechos de género, educativos, económicos y ecológicos.

MISIÓN

CONCIENCIAR a los jóvenes sobre el peligro inminente que implica un calentamiento global descontrolado y un cambio climático dramáticamente imprevisible.

SENSIBILIZAR a niñas, niños y adolescentes sobre la contaminación global causada por actividades humanas mega-dimensionadas como la agroindustria masiva, el transporte y los malos hábitos de consumo, sobre todo la alimentación.

INVOLUCRAR a los estudiantes en la búsqueda de soluciones a estos problemas, con las mejores tecnologías disponibles. 
PROTEGER a niñas y niños de cualquier tipo de abuso infantil.

EDUCAR a las nuevas generaciones en un trato respetuoso a la mujer con las mismas condiciones y oportunidades para todas, erradicando cualquier praxis cultural de violencia contra ellas.

VISIÓN

VISIÓN

CONTACTAR con niñas, niños y jóvenes del mundo a través de redes sociales a nivel global y eventos presenciales a nivel local, para transmitirles información y experiencias que deben conocer interactuando con otros niños, niñas y jóvenes para generar nuevas actitudes con mayor compromiso ambiental.

INCENTIVAR a los estudiantes con los medios más adecuados para que hagan investigación e innovación en nuevos materiales, nueva construcción urbana, nuevas formas de transporte, nueva formas de producción agrícola y mejores hábitos de nutrición.

CAMBIAR a nuevas formas de organización social y democrática, donde niños, niñas y jóvenes participen con poder de decisión en defensa de sus derechos de género, educativos, económicos y ecológicos.

EL AUTOR

Cursó estudios en ciencias biológicas y humanísticas durante algunos años. Actualmente se dedica al análisis y estudio sobre causas y consecuencias del Calentamiento Global y posibles medidas de mitigación al Cambio Climático con un enfoque de Humanismo Ecológico, Humanismo Económico y Humanismo Democrático. Trabaja con jóvenes en la difusión de energías renovables como alternativa a la crisis energética que asfixia los pulmones y la economía del planeta.
Al ser interrogado el autor por los motivos que impulsan su trabajo, después de un breve silencio, respondió: «¿Mis motivos para escribir todo esto? Mmh… Ver a niños de tres años llevando bidones plásticos con agua desde el grifo comunitario hasta la primera carpa que fue asignada a su familia o lo que queda de ella, en el campamento de refugiados desplazados por la hambruna o el horror de una guerra tan incomprensible como injustificable.
Ver el cadáver del niño Aylan Kurdi de tan sólo tres años ahogado junto a su madre y su hermanito de cinco en una playa turca, huyendo de la locura fundamentalista e intentando llegar en un bote inflable a costas europeas como refugiados y muriendo en el intento como tantos otros en aquel cementerio llamado mar Mediterráneo, tan cerca y tan lejos de Europa.
Ver al niño Omram Daqneesh de apenas cinco años sentado en la ambulancia, solo, ensangrentado y cubierto por polvo de escombros de donde fue rescatado después de un bombardeo, en una guerra producida y financiada por adultos, una guerra en la que la sangre inocente de los niños y la mirada atónita y horrorizada de esas nuevas generaciones debiera interpelar a los adultos y empujarnos decididamente a hacer ‘algo,’ estemos donde estemos, siempre se puede hacer algo, aun el mínimo sentido de humanidad que tengamos nos obligará a hacer algo, a decir algo y orar a Alguien.
Ver a niños viviendo en los basurales de grandes urbes latinoamericanas, escarbando entre la basura para ganar el pan que su familia comerá ese día, sabiendo que al 1% de la población mundial le sobra con superabundancia ilimitada todo lo que ostenta con descaro e insolencia, y que el 99% restante de los seres humanos necesita con urgencia ‘algo,’ ‘un poquito’ de todo eso para poder sobrevivir.
Ver a miembros de una misma familia sufriendo separación forzada, llorando el alejamiento obligado de alguno de sus miembros por un permiso de ingreso negado o una deportación inevitable por no tener los documentos requeridos.
Ver otra vez los viejos fantasmas de la xenofobia y el etnocentrismo radical que ya habíamos superado, ahora resucitados por la fábrica de la desconfianza y la industria del miedo para separar con el peor de los muros, el de los prejuicios, el odio y la discriminación.
Ver como año a año y cumbre climática tras cumbre climática, el lobby de los grandes del petróleo, el carbón, la industria, la banca y la industria de armamento, firman a través de sus gobiernos, pactos que no cumplen y firman acuerdos que transgreden apenas termina el último brindis o la foto de familia, y se fijan objetivos a los que nunca llegan, al contrario, están cada vez peor.
Ver cómo los gobiernos no detienen la masacre forestal y tampoco reforestan masivamente la superficie de sus países, ni limpian sus ríos y lagos contaminados, utilizando para ello mano de obra parada o sin trabajo, pudiendo generar así nuevas fuentes laborales, pleno empleo, estabilidad económica y bienestar social en un entorno ambiental más limpio y con un futuro sostenible.
Ver como gobiernos penalizan con impuestos el uso de energías renovables para uso domiciliario e industrial, en lugar de estimular su uso y mayor desarrollo. Ver todo aquello es lo que me motiva a hacer ‘algo’ y escribir ‘algo.’
Lo anterior me hace creer que si bien una gota de agua en el océano es casi nada, así también el océano sin esa gota, no sería el mismo, lo dijo Teresa de Calcuta.
Creo que hay millones de gotas jóvenes deseando hacer algo importante, y sé que todas esas gotas juntas, formarán un torrente caudaloso, un río de cambio, un manantial de agua que nada podrá detener, una avalancha de nueva vida ”.
Replica Rolex best replica watches best fake watches